Consumo responsable o consumir con conciencia

CRITERIOS PARA UN CONSUMO RESPONSABLE

Para ejercer un consumo responsable podemos hacernos una serie de preguntas:

  • ¿Necesito lo que voy a comprar?
  • ¿Quiero satisfacer un deseo?
  • ¿Estoy eligiendo libremente o es una compra compulsiva?
  • ¿Cuántos tengo ya?
  • ¿Cuánto lo voy a usar?
  • ¿Cuánto me va a durar?
  • ¿Puedo pasar sin él?
  • ¿Cómo me voy a deshacer de él una vez que haya terminado de usarlo?
  • ¿Está hecho con materiales reciclables?

Realizar un consumo responsable sólo implica realizar un ligero cambio en nuestros hábitos de consumo que no conllevan comportamientos muy diferentes a los que ya tenemos, no producen inconvenientes considerables y no requieren esfuerzos específicos adicionales.

SOBRE TODO PIENSA que para que los comercios de tu barrio sigan existiendo debes comprar en ellos. Esto también es consumo responsable.

A la hora de comprar recuerda:

  • Debes plantearte las preguntas anteriores y, sobre todo, si lo que vas a comprar va a satisfacer realmente una necesidad o deseo, o bien si lo compras compulsivamente.
  • Piensa a qué tipo de comercio quieres favorecer. No olvides que consumir productos locales, productos ecológicos o de comercio justo, productos naturales y productos reutilizados y reciclados, son sin duda las mejores opciones medioambientales y sociales.
  • Asegúrate de la calidad de lo que compras, de cara a adquirir bienes más saludables y duraderos.
  • Busca alternativas que minimicen la explotación de los recursos naturales: segunda mano, reutilizar, intercambios, reparación.
  • Haz un buen mantenimiento de las cosas y cuando acabe la vida útil de un producto, ten en cuenta las posibilidades de reciclar los materiales de que está hecho.

Habíamos pensado crear una guía para tí pero vamos a ser responsables con nuestras neuronas y te ofrecemos esta guía de Oxfam Intermón con algunas razones para esforzarse en el ahorro de recursos.

SOLICITA TU GUÍA AQUÍ